Google+ 5 canciones sobre...: diciembre 2008

diciembre 25, 2008

...Brindis de Natividad

La música ha dejado de sonar y el baile y los abrazos han dado paso a la calma y al silencio, solo ocasionalmente interrumpidos por los petardos de algún trasnochado sobreviviente.

Hace dos años que hice por primera vez este brindis, al culminar con éxito la búsqueda de prueba documental que había emprendido hace mas de una década, motivado por las narraciones de los patriarcas de mi familia. No pudo ser esa vez, que como buen epicúreo, comiera y bebiera hasta secar las botellas. La traumática extracción de dos muelas cordales hizo que durante esas fiestas tragara mas sangre que vino y hablara incómodamente como el joven Michael Corleone del maxilar hinchado: “No es personal, son solo negocios”.

De nuevo como entonces, tengo una copa en la mano, y en la otra este tinto Malbec, el cual he reservado para un brindis especial, un brindis por la navidad que más me importa, la que ha permitido que yo esté aquí ahora...literalmente y como dice el tango, "por una cabeza".

Es una ironía que he encontrado mas dossiers centenarios en Panamá y Argentina, que documentos recientes en El Salvador, todo gracias al inexplicable afán guerrillero de quemar las alcaldías durante la guerra civil salvadoreña. Pero bueno, esa es otra historia.

Vuelvo a lo mío, y es que este 25 de Diciembre de 2008 se cumplen 150 años del día en que nació en la provincia de Entre Ríos, República Argentina, el aventurero trotamundos a quien el destino empujó hasta estas tierras centroamericanas, dando inicio a la familia de la que hoy formo parte.

Viejos y raídos dossiers de la Compagnie Universelle du Canal du Panama, empresa francesa encargada de la excavación y construcción del primer tramo de 32 kilómetros del canal de Panamá, revelan que Michele Andino Gagliardi, experto en explosivos, argentino de la provincia de Entre Ríos, arribó con documentos italianos a Panamá el 14 de enero de 1882, y se incorporó a los trabajos en la zona de Colón el 20 de enero del mismo año, en el grupo calificado asignado a Gaston Blanchet. Los registros dan cuenta de que recibió un alta médica en el Ancón el 11 de mayo de 1885, y que luego de sobrevivir las severas epidemias que acabaron con miles de trabajadores, se retiró de Panamá el 16 de junio del mismo año, estableciéndose desde entonces en El Salvador.

Hoy, cuatro generaciones después, bebo la sangre de estas uvas:

Por los hijos de nuestros padres
Por Argentina y por El Salvador
Por las argentinas y por las salvadoreñas
Por “La Cumparsita” y por “El Carbonero”
Por los alfajores y por las torrejas
Por la Mafalda de Quino y por la Yoli de Ruz
Por el churrasco y por las pupusas
Por el mate y por el café
Por el alicaído River y por el extinto Juventud Olímpica (ese que en los setenta reventaba de argentinos)
Por el Diego y por el Mágico González
Por el sueño salvadoreño de volver a un mundial
y por el sueño argentino de volver a ser campeones…
Por Don Michele,
que vino y entonces existo,
que existo y por eso este vino.

Por la familia, por ser el cabo y resumen de esta sucesión de locos tan queridos...gracias totales.

Soledad Pastorutti - Brindis
Astor Piazzolla - Por Una Cabeza
Vanessa Mae - Tango de los Exiliados
Tango Jointz y Ricardito Reveira - Vuelvo al Sur
Los Rodriguez - Brindo

diciembre 21, 2008

...zapatos

Shania Twain asevera con bastante acierto que los hombres somos como zapatos.

Me gustaría creer que soy como esos zapatos nuevos que te pondrás para levantarte del pasado y dar un paso en firme hacia adelante, esos con los que nunca darías un paso atrás o al costado. Me encantaría ser como ese par que quieres para las ocasiones especiales, esos que tú misma no puedes dejar de ver, porque te hacen sentir elegante y sexy. O como esos que pudieras usar todos los días, porque te hacen sentir cómoda y ligera.

Pero no me engaño. Sé bien que muy probablemente soy como esos zapatos que en un arranque de rabia le lanzarías a Bush o a quien sea.

No obstante, creo que Shania se queda corta. En realidad, hombres y mujeres somos como zapatos. El uno le da sentido al otro. Juntos podemos caminar, correr, bailar y saltar, pasar por muchos momentos y lugares, tropezar y dar pasos en falso, detenernos o seguir, yacer juntos bajo la cama, lucir y brillar o empolvarnos en el olvido.

Sin embargo, no podemos negar que los pasos que nos llevan, esos mismos que de maneras caprichosas e impredecibles deciden nuestro rumbo, en realidad no dependen de nosotros...

Shania Twain - Shoes
She & Him - Brand New Shoes
Lori Meyers - Zapatos Nuevos
Paolo Nutini - New Shoes
Bobby Blue Band - Shoes