Google+ 5 canciones sobre...: ...gente sexy

mayo 25, 2010

...gente sexy

Se abría la puerta corrediza de aquel centro de cómputo y enseguida se escuchaba una voz femenina, desconocida, que nos daba los buenos días. Los operadores del IBM S36, muertos de curiosidad, nos volvíamos para ver a quien de nosotros iba dirigida esta vez la pregunta que ya habíamos escuchado venir tantas otras veces de igual número de señoritas:
"Disculpe, ¿usted es Ochi?"
El viejo Ochi Gorochi pasaba de los 40 años al tiempo que yo apenas llegaba a los 20. Eso nos convertía en los límites superior e inferior de la edad de aquel equipo de procesamiento de datos del que ambos formábamos parte allá por 1992.

El buen Ochi, un sudoroso calvo de 240 libras, tez oscura y espeso mostacho, era una especie de dinosaurio técnico que sobrevivía de la época de las tarjetas perforadas. Se resistía a usar un terminal del sistema y su labor consistía básicamente en clasificar y distribuir las enormes pilas de documentos que entraban o salían del departamento de Prodatos. Su puesto de trabajo estaba ubicado junto a la bodega de papelería del segundo nivel. Digamos que Ochi era el único nexo entre Prodatos y la gente de otras áreas de la compañía, lo que le permitía relacionarse telefónicamente con recepcionistas, cajeras, encargadas administrativas y otras tantas empleadas de las oficinas centrales y sucursales de la empresa.

Como el lector se podrá ir imaginando, el viejo Ochi (quien había sido bendecido por la naturaleza con una voz que ademas de sonar sensual y juvenil, parecía tener un efecto hipnótico en sus interlocutoras) se la pasaba prendido del teléfono alborotando hormonas y feromonas de cuanta mujer intercambiaba llamadas con él por motivos de trabajo.

Mas el resultado, invariablemente, era el mismo. Cada tanto había alguna reunión o capacitación que llevaba a alguna de estas jóvenes hasta las oficinas centrales donde nosotros estábamos. El primer break para refrigerio propiciaba el momento, la oportunidad que la joven de turno aprovecharía para ir a buscar al famoso Ochi, el tipo cuya voz sexy le había estado robando sueño.

Los operadores del IBM S36 sonreíamos una y otra vez ante la misma situación.
"No señorita. Mi nombre es ALX AND1N0, para servirle. Venga conmigo, por favor, yo la llevo con gusto hasta el escritorio de Ochi Gorochi..."
The Stereophonics - You Sexy Thing
Rod Stewart - Da Ya Think I'm Sexy?
Andrés Calamaro - Sexy y Barrigón
Right Said Fred - I'm Too Sexy
Air - Sexy Boy

4 comentarios:

iba pasando dijo...

Recuerdo que la voz de una locutora de la ABC me embelesaba.. algunos años después viví frente a sus oficinas y tuve la oportunidad de conocerla en persona. No voy a negar que me impresionó su talla pero no me impidió decirle en persona que estaba embelesado con su voz. (^_^)

Anonymous dijo...

jajajaja pobrecitas las muchachas que llegaban ilusionadas con la voz de Ochi y luego se lo encontraban en persona, ya me imagino el desencanto.

Y tú bien fino cachando lo que iba para Ochi ¡malvado!

Besos,

Adele

KR dijo...

Pocas voces masculinas me han impactado... poquísimas... pero hay una que a veces resuena en mis sueños y sigue diciéndome: 25 de noviembre (es que eso es lo que me dijo cuando le pregunté en qué fecha estabamos) ^^

ALX AND1N0 dijo...

iba pasando:
Tenés razón, hay voces que embelesan y cuyo efecto persiste aun después de revelarse una imagen distinta de la imaginada. Creo saber cual es la voz de la ABC que mencionas.

KR:
Hay voces que impactan como decís. Sin embargo, sé de mujeres que aseguran sentirse atrapadas por voces no necesariamente graves o profundas. Debe ser otro de esos misteriosos asuntos de la química humana.

Adele:
jejejeje...pero es que no era solo yo, podía haber sido cualquier otro. Y sí, pobrecitas las muchachas ilusionadas. Pero en realidad, al final, pobrecito Ochi, ¿no te parece? Nadie sabe para quien trabaja...