Google+ 5 canciones sobre...: ...Chente Sibrián

marzo 23, 2011

...Chente Sibrián

"Es alguien que irradia energía, positivismo, paz, orgullo, tenacidad, todas las frases que podrían envolver a alguien que tiene ganas de vivir."
(Edwin Marinero, presidente de Rockers Club El Salvador, a propósito de Chente Sibrián)

La poliomielitis lo marcó de por vida cuando apenas tenía un año de edad. La cruel enfermedad limitó el desarrollo de sus capacidades motrices, causando estragos irreversibles en su cuerpo. Pero su espíritu de lucha y voluntad de superación no tenían freno. Una silla de ruedas no sería impedimento para un bronco de raza. Tampoco lo detendrían la guerra civil, los reveses brutales de la vida, la poca fe de la sociedad, los prejuicios en su entorno o las dificultades económicas. Chente quería ser un gran músico, admirado y respetado. Y admiración y respeto son sólo algunas de las tantas cosas positivas que este icono del rock salvadoreño inspira entre quienes hemos tenido el privilegio de escucharlo.

Vicente Sibrián nació en la ciudad de Santa Tecla, El Salvador, el 23 de Marzo de 1948, hijo de Vicente y de Adelita Sibrián. “Ellos fueron mis pilares en esto de la música”, explica. Su familia tiene una larga tradición musical. La vena artística descendió hasta él por medio de tatarabuelos, bisabuelos, abuelos y padres. Su madre era profesora de canto, violín y piano. “Mi papá era un músico completo (con solfa y todo), así como mis tíos y generaciones atrás”, dice. La música la traía en la sangre, su reto fue plasmarla en los sonidos de algún instrumento. “El que me inició en la música fue mi papá. También me ayudó mucho mi tía Sarita Sibrián, quien me despertó el oído, ya sea tarareándome la música u obligándome a hacer la cosas que yo no podía hacer. Mi primer instrumento fue la armónica, luego la guitarra”.

Con mucho esfuerzo y rebelándose contra sus limitaciones, Chente logró dominar la armónica, la guitarra y el bajo. Estos instrumentos de cuerda los tuvo que conquistar de acuerdo a sus posibilidades, forjando método y estilo. Nada lo detuvo para hacer carrera de rockero a lo largo de tres décadas. Al rock lo conoció en los años 50, escuchando músicos como Elvis Presley, Little Richard y Bill Halley & the Comets. Las bandas y solistas que le metieron el amor al rock por los oídos fueron The Birds, The Rolling Stones, Bob Dylan, Roy Robbinson, Led Zepellin, Deep Purple, Jimmy Hendrix y grupos españoles como Los Ventura. Sibrián hizo sus pininos musicales en 1967 con la banda Thorns (Espinas). Luego, en 1974 sale a la luz 'Broncco', grupo con el que lograría grabar algún material discográfico que da fe de su calidad.

El último concierto de Chente y Broncco fue en 'La Luna Casa y Arte', en 1996. "Para entonces mis posibilidades físicas fueron bajando, sentí que iba perdiendo movimiento. Yo creía que se me iba a pasar. Pero después de que grabamos empecé a sentir las dificultades. Empezó a la hora de comer. Sentía dificultad para llevarme la cuchara a la boca. Luego ya no podía rasurarme, ni peinarme. Me preguntaba qué me pasaba. Me preocupé mucho. Me deprimí. Todo empezó con un dedo de mi mano derecha, luego el otro. Se fue encogiendo, cada dedo, fui perdiendo movilidad. De ahí se perdió la otra mano. Es difícil. Si pudiera tocar ahorita, no dejaría de hacerlo."

Pero Chente no se rinde. A sus 63 años, es profesor de música y conduce un programa de Rock salvadoreño en la FM 94.9, Radio Astral. Por desgracia, la música en El Salvador (y muy particularmente el rock) no es una carrera que deje a nadie lo suficiente para vivir de manera digna. Empero, y a pesar de mi rechazo y falta de fe en los políticos, admito que fue muy grato enterarme que Chente Sibrián fue beneficiado con una pensión vitalicia aprobada por dictamen de la Asamblea Legislativa de El Salvador en noviembre recién pasado. Gracias señores diputados (del partido que sean), hasta que por fin dieron una.

"Siempre he creído que el rock es una cultura...es un estilo de vida, te metes de lleno. A medida que el rock va evolucionando, el cambio te impacta...es como una religión".
(Chente Sibrian)

En el cumpleaños 63 del buen Chente, van en este humilde tributo a su carrera, mi admiración, respeto y agradecimiento.

Broncco - Asfalto y Tierra
Broncco - Ya No Estás
Broncco - Cielo Sobre Cielo
Broncco - No Estés Solo
Broncco - Estamos Aquí

No hay comentarios: